Nadie sabe qué nos depara el futuro cuando fundamos una empresa, abrimos un negocio, nos casamos, nos divorciamos, sufrimos la pérdida de un ser querido, nos vamos de viaje o mejor aún: aparece el nuevo “Coronavirus” y se declara una pandemia.

La vida nos pone en diferentes circunstancias en las que nuestra salud financiera puede verse muy afectada. Si no te has preocupado por cuidarla es momento de hacerlo y preguntarte lo siguiente: ¿Cuánto vale mi patrimonio actual? ¿Cuáles son mis bienes y activos? ¿Estoy haciendo algo para protegerlos? Bien valdría la pena hacer una radiografía para conocer cuál es tu situación actual y tener tus finanzas bajo control ante lo que venga.

Cuidar de la salud de los tuyos es tan importante como velar por tu patrimonio. Si aún no lo estás haciendo aquí hay 5 razones que explica Yordanka Quiñones, directora de la unidad de planificación patrimonial de Trusted Advisors, con ocho años en el mercado.

1.) Mayor tranquilidad financiera: cuando identificas tu patrimonio actual y cuentas con las herramientas adecuadas para fortalecerlo estás más informado sobre las decisiones que debes tomar. De esta manera garantizas tu bienestar y el de tu familia a largo plazo. En Trusted Advisors se realiza un diagnóstico para saber cuáles son las metas reales de la persona. Se evalúan 8 áreas de patrimonio entre valores, bienes, intereses, objetivos para luego hacer el respectivo informe en términos de cantidad y calidad.

2.) Mejores estrategias: Luego de evaluar y organizar es clave ser estratégico para generar un patrimonio con potencial. Cada activo o bien requiere una estrategia diferente, de acuerdo con su perspectiva y proyección, para hacerlo crecer y evolucionar en el tiempo. Con la asesoría y el seguimiento indicados, incluyendo reuniones frecuentes al año, es posible rentabilizar el patrimonio, siempre y cuando se revisen constantemente los informes financieros.

3.) Más seguridad y respaldo: Puede tomarte años levantar tu propia empresa o negocio y muy poco tiempo para perderlo todo. Proteger lo que has construido con esfuerzo y dedicación, bien sea una compañía, un inmueble o algún otro bien, te hará sentir más seguro ante riesgos o eventualidades que causen un impacto negativo en tu patrimonio y en tu entorno.

4.) Evitar malos ratos: Todas las personas activas económicamente tienen la responsabilidad de cumplir con las obligaciones fiscales correspondientes. Cuando hablamos de optimizar los activos dentro del patrimonio nos referimos al seguimiento de la ley para evitar repercusiones legales, empezando por pagar los impuestos y evitar la acumulación de deudas.

5.) Calidad de vida: Cuidar el patrimonio te permite comprender tus flujos de ingresos y egresos y a la vez planificar un mejor futuro. “A las personas les preocupa contar con una o varias fuentes de ingresos cuando llegan a un momento determinado en sus vidas. Para ello hay varias opciones, como por ejemplo comprar varias propiedades o acudir a los diversos instrumentos financieros que existen hoy en día: portafolio de inversión, depósito a plazo fijo, bienes y raíces, entre otros, que garanticen mayor liquidez”, asegura Yordanka.

Para más información puede contactarnos a través del correo [email protected] o comparte este artículo en las redes sociales.